viernes, 15 de febrero de 2013

CAPÍTULO 11: BAJO LAS ESTRELLAS

Lo primero de todo, pediros perdón. Hace más de un mes que os digimos que subiríamos el capítulo 11. Pero entre exámenes y otras cosas, se nos ha ido el tiempo. Yo, ya estoy empezando a trabajar el capítulo 12 y en cuanto lo tenga, se lo pasaré a Cato. Espero que en un par de semana pueda estar colgado pero si vemos que no nos da tiempo os avisaremos.

Sin más dilación, aquí os dejo, el CAPÍTULO 11 DE ASÍ LO VE CATO:
                                      





El desfile ya ha acabado. Estoy cansado de tantos estilistas, así que me voy a mi habitación. Me tumbó en la cama y cierro los ojos.
Cuando los abro estoy con Teddy, estamos en el campo viendo las estrellas.
- ¡Cuéntalas! – me dice.
- Una, dos, tres… muchas – respondo.
- Infinitas – dice acompañando su respuesta de una preciosa sonrisa, después se arrima a mí y me besa. - ¿Crees que ganaremos, Cato? – dice de pronto.
- ¿Qué? – digo desconcertado.
Abro los ojos y veo a Clove tumbada a mi lado.
- ¿Crees que ganaremos los Juegos? ¿Me llevarás a casa sana y salva? – dice.
- Sí – respondo convencido, aunque no sé porqué. Ya sé que solo uno puedo ganar.
- Está bien – me dice y poco después me besa. Su beso no es como el de Teddy, sus besos son fríos, helados, en cambio, los besos de Teddy son dulces, me encanta.
De repente Clove se levanta y toca un botón, empiezan a aparecer pájaros en el techo y poco a poco la luz se va oscureciendo.
- Dormiré aquí contigo.
- No sé… bueno vale. ¿Has averiguado algo sobre tu madre?
- No, no la he visto… Si me voy de aquí sin verla, volveré, volveré por ella. Ella… es mi madre al fin y al cabo. ¿Tú no habrás visto alguna avox?
- Lo cierto es que sí, ayer una mujer avox me vino a despertar. Se parecía… - por un momento el nombre de Teddy iba a salir de mi boca – a Te… ti.
- ¡Podría ser ella! Si mañana vuelve a despertarte podré verla – dice entusiasmada.
- Vale, pero ahora descansa pequeña.
Me da un beso y me abraza mientras cierra los ojos poco a poco.
Miro al techo, ahora aparecen estrellas… Una, dos, tres,… muchas, infinitas.
En este mismo instante, mirando a las estrellas, las mismas que veré en la arena, me doy cuenta de lo que pasaría si muriera allí. No volvería a ver a mi familia, mi distrito, Teddy… tampoco soportaría la idea de ver morir a Clove y espero que no quedemos los dos finalistas porque sería incapaz de matar a mi pequeña Clove. Espero, aunque sea un pensamiento un poco egoísta, que alguien lo haga por mí, por la noche, para que no pueda verla muerta.
Me doy cuenta de las ganas que tengo de torturar a los tributos del 12 por su feliz amor. Tiene demasiada suerte. También quiero matar a todos los demás, en la arena gritaré: ¡Dejádmelos todos a mí! Y disfrutaré clavando cuchillos, lanzas, flechas en los distintos cuerpos. Dejaré alguien para Clove: se le ve cara de necesitar  desahogarse, de dejar escapar su furia como sea y matar a los tributos es la mejor solución.
También tengo ganas de matar a mis estilistas por el daño que me hace al “ponerme guapo”.
Clove me saca de mis pensamientos:
- Bésame Cato, por favor – lo hago y me quedo abrazado aún más a ella. Cierro los ojos y veo a Teddy.
Sueño con ella, con sus caricias. De repente una luz nos invade en un precioso día de picnic. Abro los ojos y veo a la mujer avox. Miro a Clove que está dormida. Hago ademán de despertarla pero la mujer avox se pone el dedo en los labios para decirme que no la moleste. Después se va.
Clove se despierta y me hace un montón de preguntas sobre ella. La callo con un beso y cuando me separo de ella lo único que le digo es: “No”.
Clove se levanta y se viste. Juntos vamos al comedor y vemos a nuestros mentores. Enorbaria lleva un vestido muy ajustado con mucho escote y Brutos va de negro, carbón.
Desayunamos silenciosamente, se sientan los estilistas y yo les miro desafiante.
De pronto, llega Lucius:
- Chicos, dejad el desayuno, iros a vestir con vuestros mejores trajes, Snow quiere veros.
¿Snow? ¿El presidente Snow? Uno de los hombres más importantes de Panem, nuestro “salvador”, el mismísimo presidente Snow quiere verme, y a Clove, claro.
- ¿Nos habremos metido en un lío? – me pregunta Clove.
- No, es que quiere ver a los futuros ganadores de los Juegos. Ponte el traje azul, estás preciosa con él – le guiño un ojo.
Llegamos al despacho de Snow muy elegantes, sobre todo yo, con mi traje negro.
- Hola chicos, sentaos –nos dice Snow.
- Buenos días, presidente Snow – contesto mientras Clove sigue callada, le doy un codazo y habla.
- Ho...Ho…Hola – susurra.
-¡Qué chica más tímida! – se ríe Snow – Bueno, al grano, os necesito – contesta.
- ¿Para qué?
- Necesito que ganéis los Juegos.
- ¿Por qué?
- Porque si no podrían pasar cosas terribles.
- ¿Cómo cuales? – me atrevo a preguntar.
- Como… la perdida de todo.
- No le entiendo.
- Tú tranquilo, Cato, tú solo gana y después hablaremos, ¡Hasta luego, mis queridos tributos!
- Un honor, presidente – le digo  dándole un apretón de manos.
- Hasta… hasta luego – contesta Clove.
No me creo lo que ha pasado. Snow nos necesita para que no se desmorone el Capitolio. Nos necesita para matar tributos… me necesita.
Intento encontrarle un sentido a todo esto.
- Cato… no quiero morir – dice Clove.
- No lo permitiré.
-¿Seguro?
- Lo juro por lo más importante que me ha pasado en la vida, lo juro por ti. – no sé porque pero me siento como si le estuviera mintiendo, pero no encuentro el motivo, pero creo que es porque no es lo más importante para mí.
Me besa y este beso me hace olvidarme de esa inseguridad. Me da fuerza y me veo capaz de cualquier cosa. Incluso de cumplir la misión de Snow. Capaz de matar a esa “chica en llamas”.
Vamos a mi habitación y me tumbó con Clove. Cuando noto que está dormida, voy a ver a Lucius. Le enseño diez tacos de billetes:
-¿y esto? – me pregunta.
- Para que construyas una casa en el Distrito 2, para una chica llamada Teddy, una casa pequeñita, de montaña… - empieza a describirla – por favor.
- Haré lo que pueda, pero no te prometo nada.
- Por favor…

                                                 
¿Qué opinas?

6 comentarios:

  1. Volvieron, que bien, me encanta el capi :)

    ResponderEliminar
  2. Bieeeen! Capítulo por fin!
    Es genial, me ha encantada
    Espero que el siguiente no tarde mucho
    Besooos

    ResponderEliminar
  3. Cap. perfecto! me encanta Tedy!*-* y pobres Cato y Clove!
    Besos M.T

    ResponderEliminar
  4. ¡Que chuli!
    Estaba a punto de dejar de seguir el blog.
    Me da pena que enseguida e vayan a acabar.

    ResponderEliminar
  5. Hola Teddy, me encanta tu blog y otra cosa,me puedes seguir y hablar a la gente sobre mi blog?

    ResponderEliminar
  6. Me encanta!! Pobrecitos... (Adoro a Cato) :)
    Por cierto, yo también estoy haciendo una historia me encantaría que os pasaseis y me deis vuestra opinión.

    http://katiaodair.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar