jueves, 11 de febrero de 2016

Como dice la profecía de las Tres Lunas...

Hola mis queridísimos lectores, ¿como estáis? Hoy os traigo algo muy especial... ¡Un microrelato escrito por mi! Espero que os encante y que hayáis pasado un Carnaval genial, recordad que dentro de poco habrá capítulos de Los Iluminados y Ecos del Pasado. Muchas gracias y espero que os encante.

Como dice la profecía de las Tres Lunas:


La dichosa, estúpida salamandra de Cate se me ha vuelto a meter por el pantalón, si le pusiera una correa esto lo pasaría. Me presentaré soy Amanda, Amanda Strebuson, vivo en el condado de Esaderly junto con lo que queda de mi familia y mi mascota, Rudol. Rudol es un Ceron, un mezcla entre un león y un cerdo. Es una de las criaturas más extrañas que hay en mi ciudad. Hay dragones, ogros, hadas, duendes,... Toda clase de seres mágicos y como no está la mascota de mi hermana Drewnon, es un estúpido unicornio negro que lo único que hace es comer. Un día no podrá entrar por la puerta del establo.En cambio, Rudol es todo un caballero, no he visto criatura más amable en mis 1499 años de vida.Mi amiga Karen tiene un hipogrifo y aunque la idea de que esa cosa este cerca mio cuando hablo con Karen no me gusta, admito que es un ser bastante bello. Hoy he quedado con Karen, iremos a ver a Philip. Philip tiene un gnomo y admito que ese ser me sorprende cada día. Mientras Karen llama a la puerta de la casa de Philip yo pienso en como puedo deshacerme de Drewnon. Mis ideas son escasas hoy así que me doy por vencida y accedo a entrar a tomar el fabuloso té que prepara la madre de Philip. Como siempre el té esta estupendo y ni hablemos de las fabulosas pastas que lo acompañan. Mientras estamos acabándonos la última gotita que nos queda del té algo nos interrumpe. La mesa empieza a temblar, la madre de Philip asustada mira por la ventana y allí podemos observar al malvado Trenor con su ejercito de serpientes. Mientras Karen y yo nos abrazamos el pequeño gnomo de Philip nos conduce al sótano. Allí con más miedo que pánico nos acabamos el té.Esperamos al que el estruendo pase y después salimos. Cuando subimos todo está despejado, el sol brilla como nunca y no hay ni rastro de Trenor ni de su ejercito. Mientras esté villano intenta apoderarse de nuestra ciudad los jóvenes estamos creando un ejercito, un ejercito para destruirle como dice la profecía de las Tres Lunas.



¿Que os ha parecido? ¿Os ha gustado? Ya sabéis que podéis decírmelo en los comentarios, comentar es gratis y nos sacáis siempre una sonrisa. Todas las criticas constructivas serán bien recibidas, gracias a todos.



¿Qué opinas?

0 comentarios:

Publicar un comentario